IGP TOMATE LA CAÑADA NIJAR. EL MEJOR TOMATE DEL MUNDO

Tomate La Cañada. Grandes de la cocina

Tomate La Cañada, uno de esos productos excepcionales que España ha aportado a la gastronomía europea 

Tomate La Cañada, #elmejortomatedelmundo, es el primero y único en ser reconocido como Indicación Geográfica Protegida en España, y de hecho en Europa, ya que es la única IGP que existe en nuestro continente.

Por ello, Tomate La Cañada es uno de esos productos excepcionales que España ha aportado al acervo gastronómico de la Unión Europea y que por sus especiales características y por su calidad intrínseca se ha hecho merecedor de la mejor distinción y protección que la legislación comunitaria le puede proporcionar, la Indicación Geográfica Protegida.

Éste es un tomate con un sabor especial, derivado de las condiciones climáticas y geográficas particulares de la zona en que se cultiva, y por sus elevadas propiedades saludables, dado su alto contenido en licopeno y vitamina C.

Las explotaciones en las que se cultiva el ‘Tomate La Cañada’ son regadas, de forma exclusiva, por aguas procedentes de las unidades hidrogeológicas 06.11 y 06.12. Son ricas en cloruro sódico, cuyos iones predominantes son el sodio, los cloruros, los sulfatos y el calcio, lo que da origen a una gran concentración de azúcares y ácidos orgánicos en el fruto.

La zona geográfica en la que se produce el ‘Tomate La Cañada’ está englobada en la zona clasificada climatológicamente como árida y subdesértica, es decir, de hecho, se trata de la zona más árida de Europa y se distingue por unas lluvias escasas y la ausencia de heladas, hasta el punto de que puede hablarse de un ‘desierto árido’

Para obtener un ‘Tomate La Cañada’ que tenga la máxima calidad se trabaja la tierra de manera meticulosa. Esto contempla el cuidado del entorno, un máximo ahorro de agua mediante la técnica del riego por goteo y el almacenamiento de agua de lluvia, sistemas naturales de producción, como pueden ser la polinización con abejorros o el control biológico de las plagas, implantación de sistemas de trazabilidad, seguridad alimentaria y rigurosos controles de calidad que se desarrollan durante todo el proceso.

Los tomates amparados por la Indicación Geográfica Protegida IGP Tomate La Cañada proceden únicamente de los tipos comerciales Redondo Liso, Asurcado, Oblongo y Tomate cereza (incluidos los tomates cóctel), y responden siempre a los más altos niveles de calidad. Dentro de estos tipos destaca, por su sabor inconfundible, el Tomate Raf.

La garantía de un producto único

El consumidor recibe toda una serie de garantías cuando elige el ‘Tomate La Cañada’ con Indicación Geográfica Protegida.

En primer lugar, está garantizada la seguridad alimentaria utilizando la trazabilidad como herramienta fundamental, así como el sistema APPCC (Análisis de Peligros y Puntos de Control Críticos. La trazabilidad es la posibilidad de encontrar y seguir el rastro, a través de todas las etapas de producción, transformación y distribución, de un alimento destinado a la producción de alimentos o una sustancia destinados a ser incorporados en alimentos o piensos o con probabilidad de serlo. El sistema APPCC es el de mayor reconocimiento internacional para garantizar la seguridad de los alimentos desde un enfoque preventivo. La aplicación de procedimientos basados en los principios del APPCC es un requisito legal en todos los niveles de la cadena alimentaria a excepción de la producción primaria. Entre las ventajas de su aplicación, además del objetivo primordial de la seguridad de los alimentos, se encuentran el favorecer un uso más efectivo de los recursos de una empresa, disminuir gastos al evitar producciones inseguras y permitir a la empresa actuar de forma rápida y efectiva frente a problemas de seguridad alimentaria, aumentar la confianza de sus clientes y autoridades sanitarias. También se cuenta con la certificación del producto (UNE 155.102:2001 con alcance Global GAP y/o Producción Ecológica y/o Producción Integrada).

Otro conjunto de garantías para el consumidor son la producción y comercialización realizada dentro del ámbito geográfico, sus categorías extra y primera, el calendario fijado de producción, el contar con empresas de comercialización con un sistema de gestión de la calidad implantado y certificado conforme a la UNE EN ISO 9001:2000, su cultivo de variedades específicas, la caracterización organoléptica, las características físico – químicas ligadas al medio geográfico: clima, agua y suelos salobres, sus altos contenidos en sales minerales: potasio, fósforo, calcio y las técnicas culturales de producción y manipulación de la zona.

Además, el ‘Tomate La Cañada’ cuenta con propiedades saludables altísimas, muy beneficiosas para la salud:

  • Es rico en vitaminas en vitaminas A, B y C y minerales.
  • Ayuda a prevenir enfermedades como el cáncer, el ictus y derrames cerebrales.
  • Aporta una solución inmediata para la deshidratación (95% de su composición es agua), los calambres, el dolor y problemas de intestino.
  • Es  beneficioso para la vista y ayuda a reducir el colesterol y la hipertensión.
  • El jugo proveniente de sus semillas es un anticoagulante muy eficaz.
  • Es muy bueno para los dientes, los huesos, el pelo y la piel. Elimina espinillas y cura heridas y cicatrices.
  • El tomate es una fruta sin grasas ni proteínas, muy baja en calorías, aliado perfecto para cualquier dieta de adelgazamiento. 100 gramos de tomate aportan solamente 18 calorías
  • Su consumo también tiene efecto diurético, por lo que es muy aconsejable tomarlo si padecemos de retención de líquidos.

El Consejo Regulador de la IGP Tomate La Cañada

El Consejo Regulador de la IGP Tomate La Cañada quedó constituido el 8 de febrero del 2008, conforme a la publicación del 30 de enero de ese mismo año en la que se aprobó el reglamento de la IGP Tomate La Cañada y su Consejo Regulador. Es el órgano al que se le encomiendan las funciones de gestión y, en su caso, las de control de la IGP “Tomate La Cañada”. Está compuesto por las empresas Casur, Agroponiente, Coprohníjar, Costa de Níjar, Biosabor, Parque Natural y Vegacañada y Luis Andújar.

Las principales funciones que tiene asignadas el Consejo Regulador son las de representación, defensa, garantía, formación, investigación, desarrollo e innovación de mercados y promoción, tanto en el caso de los productos amparados como de la IGP ‘Tomate La Cañada’.

Más información: elprimertomate.com

 

 

Deja un comentario